cambio climático, materialidad, reporting, rsc, sostenibilidad, tendencias

Cuatro tendencias futuras en reporte de sostenibilidad.

El proyecto ya existente del Global Reporting Initiative (GRI) sobre tendencias en reporting de sostenibilidad (y del que hablamos en el blog sobre sus resultados preliminares) ha sido llevado un paso más allá y hace unas semanas han sido publicadas sus conclusiones.

Se trata del “Future Trends in Sustainability Reporting”, disponible sólo en inglés, y que ha sido llevado a cabo por el Corporate Leadership Group (CLG) on Reporting 2025. El CLG está compuesto por 13 empresas de diversos sectores y regiones, las cuales celebraron diversas reuniones durante el periodo en el que se hizo el estudio, al igual que hicieron con los principales expertos y representantes de los grupos de interés.

De las 17 tendencias presentadas por GRI en el Foro de Tendencias de la Sostenibilidad e Informes celebrado en noviembre de 2015, el CLG eligió cuatro para investigar y comprender mejor el efecto que tendrían sobre sus propias empresas y los informes de sostenibilidad, y que son cambio climático, derechos humanos, desigualdad en la riqueza, e información y tecnología.

 

Cambio climático.

El cambio climático encabeza la agenda mundial y es una de las tendencias más maduras y en evolución de la sostenibilidad y la información corporativa.

En 2016, el Foro Económico Mundial declaró el fracaso en la mitigación y la adaptación al cambio climático como el principal riesgo mundial en términos de impacto. El clima ocupa un lugar prominente en los 17 ODS que ya están acaparando un interés significativo y una adopción temprana, y muchas organizaciones ya divulgan información sobre el cambio climático.

La Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) y la Climate Disclosure Standards Board (CDSB) hicieron un balance de la divulgación del cambio climático en los países del G20 y encontraron que las prácticas de reporte corporativo están mejorando rápidamente.

Entre las prioridades para explorar y mejorar la información sobre el cambio climático en los reportes corporativos el GLG recomienda a las organizaciones:

  • Contextualizar e internalizar más el reto del cambio climático: Aprender todo lo que pueda de las mejores prácticas, pero asegurándose de revisar el análisis de materialidad y los aspectos del cambio climático más relevantes para cada sector y organización, y mejorar los datos, las métricas y los informes en consecuencia:
    • Si el énfasis está en la cadena de suministro, la prioridad podría ser entender los riesgos en su cadena de suministro y calcular sus emisiones de alcance 3.
    • Si los productos y servicios de la empresa influyen sobre el uso de energía y las emisiones de otros, su diseño y forma en que se entregan pueden tener una mayor importancia.
  • Tratar de entender las interconexiones del cambio climático y otros temas.
  • Establecer y lograr objetivos a largo plazo (más allá de 2020), basados ​​en objetivos científicos.
  • Determinar cómo alinear los intereses y las actividades de las organizaciones informantes con los gobiernos, teniendo en cuenta los diferentes planes nacionales sobre el cambio climático y a la naturaleza multinacional de muchas organizaciones informantes.
  • Desarrollar una narración clara y concisa de la vulnerabilidad de la organización a la luz del cambio climático y el desafío compartido que presenta.
  • Enfocarse en el cambio de comportamiento: ¿qué deben hacer las personas y las organizaciones para hacer frente a los retos relacionados con el consumo de energía y las emisiones?

 

Derechos Humanos.

En este ámbito se observan dos mega tendencias que serán fundamentales para las operaciones de negocio y demostrarán la interconectividad de las tendencias que fueron exploradas por el CLG:

  • El surgimiento de la hiper-desigualdad y la oportunidad de la prosperidad compartida: El negocio desempeña un papel fundamental en la forma en que se crea la riqueza, pero también en cómo ésta se distribuye. Respetar y proteger los DD.HH. es fundamental para la distribución equitativa de los recursos.
  • El empeoramiento de la crisis ecológica: La necesidad de transición hacia una economía con bajas emisiones de carbono crea una oportunidad para encontrar soluciones que beneficien a los más vulnerables: aquellos que a menudo se quedan sin protección ambiental o ecológica también experimentan a menudo una falta de DD.HH. y protección social, especialmente en cadenas de suministro largas y complejas.

Las expectativas de los reportes corporativos sobre las muchas facetas de los DD.HH crecen día a día y la debida diligencia en esa materia es ahora el mínimo esperado. Los inversores, las agencias de calificación y los reguladores buscan información sobre esa diligencia y a través del benchmarking se les facilitarán comparaciones sencillas y rápidas.

Las prioridades y próximos pasos a dar para mejorar el reporte sobre DD.HH. según el GLG son:

  • Comprender mejor los DD.HH., no sólo como un problema material para las organizaciones, sino con una comprensión más detallada de la importancia y de los derechos que corren el riesgo de tener el impacto negativo más severo a través de las actividades de la organización y sus relaciones comerciales. Para lograr esto se deben realizar evaluaciones de impacto de DD.HH..
  • Crear conciencia y difundir conocimientos a través de la empresa y su cadena de suministro es fundamental.
  • Las empresas han de explorar cómo sus departamentos de RR.HH. pueden ayudar al cumplimiento de los DD.HH..
  • Integrar el respeto de los DD.HH. en toda la cadena de suministro es percibido como el mayor desafío.
  • Las empresas están interesadas en plataformas para compartir la información de la cadena de suministro, ya que cientos y miles de proveedores de cualquier cadena de suministro no pueden ser monitoreados o auditados por una sola organización de manera efectiva.
  • El trabajo de análisis de riesgos de la cadena de suministro y la auditoría son un primer paso para identificar los riesgos en DD.HH..

 

Desigualdad en la riqueza.

Abordar la desigualdad de la riqueza se considera cada vez más como un requisito previo fundamental de una economía sostenible, con una serie de interesados y expertos clave centrados en el tema y cómo éste se conecta con el acceso a los recursos financieros, la educación, la salud, etc. Con el aumento de la “hiper desigualdad” y todos los riesgos que presenta, surge una oportunidad crucial para ponerse de acuerdo en qué es la prosperidad compartida.

Al analizar los informes de sostenibilidad de varias empresas, queda en evidencia que la desigualdad en la riqueza rara vez se aborda directamente como una mega tendencia o parte del contexto operativo más amplio que afecta al negocio.

Los miembros del CLG consideran  que las prioridades para explorar y mejorar los reportes sobre la desigualdad en la riqueza son:

  • Comenzar por alguna parte, por ejemplo mirando a las propias operaciones de las organizaciones y a sus empleados con una perspectiva de derechos sociales y luego considerando expandir los límites de esta evaluación para incluir la cadena de suministro.
  • Buscar más información y detalles sobre dónde la organización ha hecho inversiones a nivel comunitario y seguimiento en el futuro. Considerar cómo la organización ya ha conseguido o puede conseguir acceso a productos y servicios esenciales (por ejemplo, alimentos, agua, energía) a nivel mundial o en las comunidades locales en las que opera. Explorar el impacto y la medición basada en los resultados, a pesar de los desafíos de los intermediarios en las cadenas de suministro, las distintas jurisdicciones, las diferentes actividades, etc.
  • Considerar cuál puede ser el impacto más importante de la empresa relacionado con la desigualdad de riqueza y desarrollar KPIs relacionados con ese impacto.

 

Información y tecnología.

El CLG observa una aceleración de la cantidad de datos disponibles, incluso en tiempo real: se han creado más datos en los últimos dos años que en toda la historia anterior de la raza humana. Aumentan las maneras de consumo de datos a través de cadenas de valor, incluyendo redes de redes y el llamado internet de las cosas.

Al respecto de los reportes corporativos, la información y la tecnología a menudo se ven como una oportunidad y un reto en la misma medida.

Entre esos desafíos encontramos el garantizar la suficiente comprensión interna por parte del cliente, la creación de una conciencia para el buen uso de los sistemas internos que proporcionan datos comparables y de alta calidad, o la necesidad de más herramientas analíticas para comprender mejor los datos.

Se observan como oportunidades los reportes en línea como una herramienta innovadora para comunicar información de forma efectiva, la incorporación de los datos de sostenibilidad (incluyendo su recolección y presentación oportuna) en los objetivos y sistemas de gestión del rendimiento, o la monitorización tanto de los impactos positivos como negativos de los aspectos de sostenibilidad.

Como prioridades en la mejora de los reportes de sostenibilidad mediante el uso de datos y tecnología se mencionan:

  • La utilización de los datos y la tecnología para acercarse a los grupos de interés de diferentes maneras.
  • El uso de la tecnología para facilitar la recolección de datos, avanzando hacia sistemas de datos más sofisticados y centralizados.
  • Exploración y una mejor comprensión de las necesidades de los distintos grupos de interés, y la adaptación de la presentación de los datos en consecuencia.
  • Presentación de la información a los stakeholders de forma más efectiva (por ejemplo, con infografías o microwebs de reporte).

 

Recursos incluidos y próximos pasos.

Finalmente, el informe contiene una sección con un conjunto de recursos útiles para a las organizaciones que desean reportar, para ayudar a comprender mejor las tendencias que menciona el documento. Dicha sección incluye también una lista de los nuevos estándares GRI y las revelaciones relacionadas con cada tendencia, así como documentos y artículos relacionados con cada tema.

Una vez publicado este informe, el GLG está ya trabajando durante 2017 y 2018 en un nuevo proyecto que tiene como objetivo entender las interdependencias entre los negocios y los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) y poner de relieve las mejores prácticas emergentes en la generación de reportes para apoyar a las empresas hacia una divulgación robusta de los Objetivos.

 

Estándar

5 thoughts on “Cuatro tendencias futuras en reporte de sostenibilidad.

  1. Pingback: ¿Cómo podemos incorporar los Derechos Humanos en las funciones clave de la empresa? | El blog de Albert Vilariño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s