ética, confianza, reputación, rsc, sostenibilidad, tendencias

La responsabilidad social rinde o penaliza en términos de reputación.

 

Un año más, se ha publicado recientemente el CSR Reptrak 100 del Reputation Institute, un ranking (sobre 100 puntos) que mide la percepción que tiene el público sobre la responsabilidad social corporativa de las 100 empresas globales más reconocidas en los 15 países más importantes del mundo económicamente hablando.

Según los datos del Reputation Institute, aquellas empresas que son percibidas como socialmente responsables gozan de un mayor apoyo por parte del público en lo que respecta a comprar y recomendar sus productos y servicios, a respaldar sus comportamientos, a trabajar o invertir en ellas, o a la hora de recuperar la confianza después de las crisis que éstas puedan padecer.

 

¿Cómo mide el modelo la percepción de la RSC?

Los datos para generar el CSR Reptrak proceden del análisis de tres de los siete pilares que mide el Reptrak Pulse, concretamente los denominados ciudadanía, gobernanza y lugar de trabajo.

Sigue leyendo

Estándar
discapacidad, reputación, rsc, sostenibilidad, Uncategorized

Otro año más de blog.

Photo by Joshua Earle on Unsplash

Llegamos al final de un nuevo año y es hora de echar la vista atrás y hacer un resumen de la evolución del blog en los últimos 12 meses, cosa que el año pasado no realicé en su momento y después ya no era muy de recibo hacerlo al haber pasado ya varias semanas de 2017.

El próximo mes de febrero se cumplirán 3 años desde el inicio de este blog que empecé tímidamente sin tener ni idea de blogs, WordPress ni nada de estas cosas que con el tiempo se han convertido en cotidianas para mí.

El balance de estos años no puedo calificarlo de otra cosa que no sea muy positivo. No cabe duda que escribir al menos un par de artículos al mes requiere un tiempo del que no siempre se dispone pero que al final acaba saliendo de alguna parte y que tiene su recompensa al ver que aquello que escribes es interesante para terceras personas que lo leen y lo comparten.

Sigue leyendo

Estándar
confianza, reputación

Reputación de país: el Country Reptrak 2017 de Reputation Institute.

Photo by chuttersnap on Unsplash

Hace unos meses hablábamos en el blog sobre los índices de sostenibilidad de país a través de dos rankings internacionales como son el “Country Sustainability Ranking” de RobecoSAM y el “The Global Sustainable Competitiveness Index de SolAbility”.

En esta ocasión el tema a analizar va a ser la reputación de los países este año 2017 a través del estudio “Country RepTrak: The World’s Most Reputable Countriesdel Reputation Institute y publicado en el mes de junio.

 

¿Qué mide el Country RepTrak?

Para aquellos que no estén familiarizados con los estudios de reputación del Reputation Institute y/o con el Country Reptrak en concreto, se trata de un cuadro de mando estandarizado que mide las percepciones de los países sobre una base de indicadores de rendimiento clave diseñados para evaluar la apelación relativa del país a los encuestados sobre estas 17 características organizadas en 3 dimensiones:

Dimensión Economía Avanzada:

  • Produce productos y servicios de alta calidad.
  • Tiene muchas marcas conocidas.
  • Importante contribuyente a la cultura global.
  • Tecnológicamente avanzado.
  • Fuerza de trabajo bien formada y confiable.
  • Educación de valores.

Dimensión Ambiente atractivo:

  • País hermoso.
  • País agradable.
  • Ofrece un estilo de vida atractivo.
  • La gente es amable y acogedora.

Dimensión Gobierno efectivo:

  • Ofrece un ambiente favorable para hacer negocios.
  • Es administrado por un gobierno efectivo.
  • Ha adoptado políticas sociales y económicas progresistas.
  • Es un participante responsable en la comunidad global.
  • Es un lugar seguro.
  • Funciona eficientemente.
  • Es un país ético.

Sigue leyendo

Estándar
ética, comunicación, confianza, gestión de crisis, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad, transparencia

Los fabricantes aceleran el coche eléctrico con el dieselgate en el retrovisor.

Carlos Otiniano, redactor del periódico económico Cinco Días, me contactó recientemente para preguntar mi opinión sobre el escándalo del dieselgate y la RSC para su artículo “Los fabricantes aceleran el coche eléctrico con el dieselgate en el retrovisor” que fue publicado el sábado 25 de noviembre en un especial sobre RSC.

Reproduzco dicho artículo a continuación (haciendo click sobre la foto se puede obtener una imagen aumentada, o aquí para visitar la versión online).

 

Estándar
cambio climático, isr, reporting, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad, tendencias, transparencia

Los inversores demandan más empresas sostenibles.


Photo by Olu Eletu on Unsplash

 

Eso es lo que se desprende del estudio realizado por EY y titulado “Is your nonfinancial performance revealing the true value of your business to investors (2017)?”, y es algo que ya habíamos considerado anteriormente en el blog en el artículo “La inversión socialmente responsable y sus barreras”  y que ahora vamos a analizar a través de este interesante estudio.

El pasado verano de 2016, EY encargó al Institutional Investor’s (II) Research Lab que llevara a cabo la tercera instancia de su investigación entre inversores institucionales para examinar sus opiniones sobre el uso de información no financiera en la toma de decisiones de inversión.

Al igual que en años anteriores, II y EY realizaron un cuestionario que incluye algunas preguntas persistentes de años anteriores junto con varias preguntas temáticas sobre temas de interés a corto plazo. En total, II recolectó 320 respuestas de altos responsables de la toma de decisiones en instituciones de buy-side en todo el mundo. Además, se entrevistaron 10 inversores para captar los detalles contextuales.

A continuación voy a resumir y traducir aquellos puntos de este informe que me parecen más dignos de mención.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad, transparencia

Dos herramientas para luchar contra la corrupción empresarial.

Photo by Olu Eletu on Unsplash

El último caso sonado de corrupción empresarial en Samsung pone de nuevo sobre la mesa un grave problema que hay que atajar, para el que existen herramientas y ante el cual se necesita determinación.

El arresto de Lee Jae-yong, heredero de Samsung y líder del mayor grupo empresarial de Corea del Sur, acusado de prácticas de soborno, malversación de fondos y cometer perjurio ha sido el mayor escándalo de lo que llevamos de año en esta clase de delitos.

La corrupción es un problema universal difícil de cuantificar económicamente con cifras exactas, pero para hacernos una idea de lo que representa nos pueden servir de ejemplo los datos del Informe sobre la lucha contra la corrupción en la Unión Europea de 2014, según el cual se calculaba que sólo en la U.E. el coste de la corrupción para la economía ascendía a 120.000 millones de euros al año, un poco menos que el presupuesto anual de la Unión.

También, hace unas semanas, analizábamos la edición 2015 del Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional en el cual se corrobora que la corrupción es un asunto mayoritariamente grave a nivel global, y que España estaba destacando negativamente en una evolución para nada deseable.

Ante la existencia de esta lacra, existen muchas guías para implantar prácticas anti-corrupción tanto dirigidas a instituciones públicas como a organizaciones privadas.

Hoy vamos a analizar dos de las herramientas disponibles para gestionar y reducir el riesgo de corrupción, sin olvidar que son poco menos que inútiles si la organización en la que se utilizan no tiene una Dirección comprometida totalmente con ese propósito.

Sigue leyendo

Estándar
ética, comunicación, confianza, gestión de crisis, reputación, rsc

Cómo no gestionar una crisis en el siglo XXI: United Airlines.

El tamaño de las empresas parece que no es directamente proporcional a su habilidad para no meterse en líos ni tampoco para salir de ellos.

El último ejemplo lo hemos visto últimamente con el penoso incidente en un avión de United Airlines que ha dado la vuelta al mundo al haber sido incluso grabado en vídeo por diversos pasajeros.

Como resumen del incidente podemos decir que línea aérea necesitaba asignar asientos a cuatro miembros de su personal en un vuelo que estaba lleno, se buscaron voluntarios para abandonar sus asientos pero nadie quiso irse, se tuvieron que escoger cuatro pasajeros al azar y uno de ellos, el doctor David Dao, se negó a hacerlo por lo que finalmente fue sacado arrastrado por el pasillo del avión por parte de la policía del aeropuerto, en unas imágenes deplorables y ante los gritos del resto del pasaje.

El resultado del incidente para Dao fue la nariz y alguna pieza dental rota, y para United una demanda por parte de Dao, las críticas cosechadas a nivel mundial por el mal trato al pasajero, otras acusándolos de racistas por ser el pasajero de origen chino, y una  gigantesca crisis de reputación que le llevó a perder a pocas horas del incidente nada menos que mil millones de dólares en cotización bursátil.

En todas esas consecuencias tuvo que ver la torpe (porque hay que ser realmente torpe, no nos engañemos) reacción del CEO de United, Óscar Muñoz, ante el incidente. En su primer mensaje en Twitter sobre el suceso simplemente pidió perdón por tener que reacomodar algunos pasajeros y dijo que investigarían el hecho y contactarían con el pasajero afectado en concreto.

No fue hasta el día siguiente, cuando el vídeo ya era viral y estaba causando una buena tormenta sobre la compañía, que volvió a pronunciarse públicamente pidiendo disculpas por la expulsión por la fuerza de un pasajero y calificando el episodio como de “verdaderamente horrible“.

Sigue leyendo

Estándar