confianza, rsc, sostenibilidad, transparencia

¿De dónde vienes? ¿A dónde vas, Uber?

Photo by Simone Acquaroli on Unsplash

La compañía estadounidense con presencia en más de 630 ciudades en 77 países tiene a sus espaldas un buen número de escándalos y acciones poco responsables.

Con anterioridad en otro artículo de opinión hablé acerca de la necesidad de innovar responsablemente. Uber es un ejemplo de esa necesidad, pero no sólo en cuanto a la innovación en sí sino en cómo la empresa trabaja.

Está muy manido el dicho de que la RSC no tiene que ver con de qué manera se gasta una empresa sus beneficios sino en cómo los hace, pero obviamente sigue siendo real y estando totalmente vigente.

Uber, fundada en 2009, no ha destacado nunca especialmente por tener en su agenda el gestionar la empresa con responsabilidad ante ninguno de sus grupos de interés, y sí por crecer y obtener beneficios por delante de cualquier otra consideración y a cualquier precio.

A continuación mencionaré algunos de los comportamientos irresponsables más sonados de la empresa.

 

Los trabajadores, lejos de ser el activo más importante y cuidado.

El trato de Uber a sus empleados no se puede decir que sea el mejor.

Susan Fowler una ex ingeniero de la compañía, denunció haber sido acosada sexualmente en Uber por su jefe y cuando se quejó a RR.HH. sus quejas no fueron escuchadas y su jefe la amenazó con despedirla por dar a conocer la situación.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, reputación, rsc, sostenibilidad, tendencias

La responsabilidad social rinde o penaliza en términos de reputación.

 

Un año más, se ha publicado recientemente el CSR Reptrak 100 del Reputation Institute, un ranking (sobre 100 puntos) que mide la percepción que tiene el público sobre la responsabilidad social corporativa de las 100 empresas globales más reconocidas en los 15 países más importantes del mundo económicamente hablando.

Según los datos del Reputation Institute, aquellas empresas que son percibidas como socialmente responsables gozan de un mayor apoyo por parte del público en lo que respecta a comprar y recomendar sus productos y servicios, a respaldar sus comportamientos, a trabajar o invertir en ellas, o a la hora de recuperar la confianza después de las crisis que éstas puedan padecer.

 

¿Cómo mide el modelo la percepción de la RSC?

Los datos para generar el CSR Reptrak proceden del análisis de tres de los siete pilares que mide el Reptrak Pulse, concretamente los denominados ciudadanía, gobernanza y lugar de trabajo.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, rsc, sostenibilidad, transparencia

Los pilares de la gestión social familiar.

El pasado mes de octubre me contactó Àlvar Hernández para hacerme unas preguntas sobre RSC para su artículo “Los pilares de la gestión social familiar”. Dicho artículo contó con la opinión de otros expertos y se publicó en la revista Forbes del mes de noviembre.

Lo reproduzco a continuación (haciendo click sobre la foto se puede obtener una imagen aumentada).

 

Estándar
confianza, reputación

Reputación de país: el Country Reptrak 2017 de Reputation Institute.

Photo by chuttersnap on Unsplash

Hace unos meses hablábamos en el blog sobre los índices de sostenibilidad de país a través de dos rankings internacionales como son el “Country Sustainability Ranking” de RobecoSAM y el “The Global Sustainable Competitiveness Index de SolAbility”.

En esta ocasión el tema a analizar va a ser la reputación de los países este año 2017 a través del estudio “Country RepTrak: The World’s Most Reputable Countriesdel Reputation Institute y publicado en el mes de junio.

 

¿Qué mide el Country RepTrak?

Para aquellos que no estén familiarizados con los estudios de reputación del Reputation Institute y/o con el Country Reptrak en concreto, se trata de un cuadro de mando estandarizado que mide las percepciones de los países sobre una base de indicadores de rendimiento clave diseñados para evaluar la apelación relativa del país a los encuestados sobre estas 17 características organizadas en 3 dimensiones:

Dimensión Economía Avanzada:

  • Produce productos y servicios de alta calidad.
  • Tiene muchas marcas conocidas.
  • Importante contribuyente a la cultura global.
  • Tecnológicamente avanzado.
  • Fuerza de trabajo bien formada y confiable.
  • Educación de valores.

Dimensión Ambiente atractivo:

  • País hermoso.
  • País agradable.
  • Ofrece un estilo de vida atractivo.
  • La gente es amable y acogedora.

Dimensión Gobierno efectivo:

  • Ofrece un ambiente favorable para hacer negocios.
  • Es administrado por un gobierno efectivo.
  • Ha adoptado políticas sociales y económicas progresistas.
  • Es un participante responsable en la comunidad global.
  • Es un lugar seguro.
  • Funciona eficientemente.
  • Es un país ético.

Sigue leyendo

Estándar
ética, comunicación, confianza, gestión de crisis, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad, transparencia

Los fabricantes aceleran el coche eléctrico con el dieselgate en el retrovisor.

Carlos Otiniano, redactor del periódico económico Cinco Días, me contactó recientemente para preguntar mi opinión sobre el escándalo del dieselgate y la RSC para su artículo “Los fabricantes aceleran el coche eléctrico con el dieselgate en el retrovisor” que fue publicado el sábado 25 de noviembre en un especial sobre RSC.

Reproduzco dicho artículo a continuación (haciendo click sobre la foto se puede obtener una imagen aumentada, o aquí para visitar la versión online).

 

Estándar
confianza, rsc, sostenibilidad, tendencias, transparencia

Cuando colaborar con la competencia es bueno para la sostenibilidad.

Photo by James Thomas on Unsplash

Las empresas deben promover prácticas y colaboraciones innovadoras que tengan a la sostenibilidad como principal beneficiada.

La colaboración entre empresas en busca de beneficios comunes no es algo nuevo y podemos encontrar múltiples ejemplos de ello, tanto actuales como de hace un tiempo.

Esas iniciativas han sido realizadas de igual manera por empresas que no eran competencia directa y por otras que sí lo eran, y se han llevado a cabo por diferentes razones entre las cuales están el desarrollo de nuevos productos, el aprovechamiento de sinergias, la creación y compartición de conocimiento, la reducción de costes de desarrollo, la reducción de tiempo para lanzar un producto o servicio, etc.

Aunque son pocas aún las colaboraciones llevadas a cabo entre organizaciones competidoras con una finalidad meramente de avance en sostenibilidad, a continuación se exponen algunos ejemplos de esas iniciativas que sí se han realizado con la sostenibilidad en mente.

 

El esfuerzo compartido dentro de la industria textil.

El sector textil es uno de los más dados a colaborar a favor de la sostenibilidad.

En 2011, Greenpeace identificó a los fabricantes de textiles en China como losprincipales contaminadores mediante productos químicos peligrosos.

La ONG escribió cartas a grandes marcas de moda multinacionales que estaban subcontratando su producción a estas plantas contaminantes, desafiándoles a “desintoxicar” su proceso de fabricación.

Los principales actores en las industrias de ropa y calzado unieron sus fuerzas para establecer la Zero Discharge of Hazardous Chemicals (ZDHC), incluyendo en su grupo inicial a empresas como Adidas Group, C&A, G-Star Raw, H&M, Levis Strauss, Nike o Puma.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad, transparencia

Dos herramientas para luchar contra la corrupción empresarial.

Photo by Olu Eletu on Unsplash

El último caso sonado de corrupción empresarial en Samsung pone de nuevo sobre la mesa un grave problema que hay que atajar, para el que existen herramientas y ante el cual se necesita determinación.

El arresto de Lee Jae-yong, heredero de Samsung y líder del mayor grupo empresarial de Corea del Sur, acusado de prácticas de soborno, malversación de fondos y cometer perjurio ha sido el mayor escándalo de lo que llevamos de año en esta clase de delitos.

La corrupción es un problema universal difícil de cuantificar económicamente con cifras exactas, pero para hacernos una idea de lo que representa nos pueden servir de ejemplo los datos del Informe sobre la lucha contra la corrupción en la Unión Europea de 2014, según el cual se calculaba que sólo en la U.E. el coste de la corrupción para la economía ascendía a 120.000 millones de euros al año, un poco menos que el presupuesto anual de la Unión.

También, hace unas semanas, analizábamos la edición 2015 del Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional en el cual se corrobora que la corrupción es un asunto mayoritariamente grave a nivel global, y que España estaba destacando negativamente en una evolución para nada deseable.

Ante la existencia de esta lacra, existen muchas guías para implantar prácticas anti-corrupción tanto dirigidas a instituciones públicas como a organizaciones privadas.

Hoy vamos a analizar dos de las herramientas disponibles para gestionar y reducir el riesgo de corrupción, sin olvidar que son poco menos que inútiles si la organización en la que se utilizan no tiene una Dirección comprometida totalmente con ese propósito.

Sigue leyendo

Estándar