ética, innovación, rsc, sostenibilidad, tendencias

¿Puede la inteligencia artificial contribuir a un futuro sostenible?

Photo by Franki Chamaki on Unsplash

La forma en que los actuales avances tecnológicos afectarán al planeta es una cuestión que debemos hacernos y para la cual tenemos un tiempo limitado, dada la urgencia de retos como el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

Uno de esos grandes avances a la vuelta de la esquina es la inteligencia artificial (IA), que nos traerá tanto oportunidades como desafíos en diversos ámbitos.

Para darles respuesta, es muy importante que mantengamos una mente abierta y cuestionadora que nos permita ir más allá del crecimiento económico y lograr que, además,  sea un crecimiento sostenible.

Todo ello teniendo en cuenta además que, en la actualidad, mientras estamos situados en la intersección de la era de la IA y la era del Antropoceno, todavía no se ha hecho lo suficiente para unir estos dos mundos.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, innovación, tendencias, transparencia

Deepfakes, ¿la próxima herramienta de manipulación?

Photo by Christian Gertenbach on Unsplash

Dentro de poco, la diferencia entre la realidad y la ficción en videos en los que aparezcan personas será menos fácil de distinguir a consecuencia del uso de determinadas tecnologías de video como el deepfake (o ultrafalso).

Por deepfake se denomina a videos o imágenes en los que se utiliza la inteligencia artificial para modificar los rasgos del rostro de una persona y hacerla pasar por otra.

Una de sus “aplicaciones” más iniciales, conocidas y controvertidas fue el de usarlos para poner caras de personajes dentro de videos pornográficos. Una simple búsqueda en internet sirve para darnos cuenta del alcance de ese uso.

Últimamente, el tema de los videos falsos ha saltado de nuevo a la actualidad por la creación de una aplicación de móvil china llamada Zao que permite poner la cara del usuario en diferentes trozos de películas como Titanic u otras de factura china.

Aunque la polémica con esa aplicación ha venido más por el lado de la oscura utilización de los datos del usuario y posible uso de sus fotos para otros fines, si echamos un vistazo a los resultados de los videos podemos ver lo que en la actualidad se puede hacer con cualquier teléfono que podamos tener en nuestro bolsillo.

La posible creación de deepfakes por parte de casi cualquiera de manera indiscriminada mediante la puesta a disposición del público de ese y otros softwares (no solo para móviles) y la paulatina mejora de éstos, que sin duda logrará mejores resultados con el paso del tiempo, hace que más allá de sus usos lúdicos este tipo de tecnología se convierta en un problema de considerables dimensiones al que se deberá hacer frente.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, innovación, riesgos, sostenibilidad, tendencias, transparencia

Los retos éticos y de género de la cuarta revolución industrial, a debate en 4IRE.

Photo by Franck V. on Unsplash

Con una gran presencia internacional, tanto a nivel de ponentes como de público, se celebró los pasados días 21 y 22 de noviembre el congreso “The 4th Industrial Revolution & Ethics” en el Impact Hub de Madrid, organizado por la European Women Lawyers Association (EWLA) y con su presidenta, Katharina Miller, actuando como maestra de ceremonias.

Más de 60 conferenciantes, en su gran mayoría mujeres, expusieron y debatieron sus ideas en diferentes ponencias y mesas de debate sobre cuáles son los retos y oportunidades que surgen de la utilización de la tecnología tanto presente como futura, con una especial preocupación por el enfoque de género.

El congreso generó un marco de reflexión con responsables políticos y líderes empresariales para crear un futuro inclusivo y humanizar las tecnologías, basándose en tres pilares principales como son los impactos éticos de la cuarta revolución industrial (insistiendo en la menor visibilidad de las mujeres en el desarrollo de la tecnología), las empresas y start-ups, y la educación.

 

El rol de las mujeres en la cuarta revolución industrial debe cambiar.

Durante todo el evento quedó patente la exigencia de que las mujeres tengan una mayor presencia en carreras técnicas y un mayor poder de decisión en empresas, instituciones y proyectos relacionados con la tecnología.

Tal y como puso de manifiesto Gina Rippon, profesora de Neuroimagen Cognitiva en el Aston Brain Center de la Universidad de Aston en Birmingham, las mínimas diferencias en el cerebro del hombre y la mujer no justifican de ninguna manera que cada género esté más predispuesto a interesarse por ciertos ámbitos o temas. Por tanto, es paradójico que si no existe esa justificación, exista tanto sesgo de género en los estudios y profesiones científicas.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad

Cómo beneficiarse del vínculo entre la lucha anticorrupción y los derechos humanos.

Photo by Bill Oxford on Unsplash

La relación intrínseca entre la corrupción y los derechos humanos es cada vez más conocida y  comprendida por las empresas.

Los impactos adversos en los DD.HH. y la corrupción representan riesgos similares para las empresas, incluyendo zonas de riesgo geográfico coincidentes y los peligros para la reputación y la exposición financiera.

Así se plantea en el informe “Linking Human Rights and anti-corruption compliance” realizado por Joanna Drewert y Kaustuv Banerjee, y publicado por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

En las últimas dos décadas, muchas empresas han desarrollado e implementado programas sólidos de cumplimiento anticorrupción en respuesta a la promulgación de normas nacionales e internacionales que exigen a las empresas prevenir, detectar y responder a la corrupción en todas sus operaciones globales.

Ese cumplimiento anticorrupción se ha convertido tanto en una herramienta de mitigación de riesgos como en un medio para incorporar valores éticos en la cultura corporativa.

Por su parte, las responsabilidades corporativas sobre DD.HH. comparten una trayectoria similar.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, innovación, rsc, sostenibilidad, tendencias

¿Cómo será el futuro del trabajo?

Photo by Joshua Sortino on Unsplash

El trabajo, tal y como lo entendemos, está en profunda transformación, y los retos y oportunidades que surgirán en el futuro necesitan de medidas para que no se ahonde en las desigualdades y se aumente la incertidumbre.

Esa es la idea principal que surge del informe Trabajar para un futuro más prometedor realizado por la Comisión mundial sobre el futuro del trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Un futuro del trabajo en el que se van a mezclar diversos asuntos como la automatización, la ecologización de las economías o la evolución demográfica y que necesitará de acciones y cambios importantes.

Y todo ello a través de la revitalización del contrato social que asegure a los trabajadores una participación justa en el progreso económico, el respeto de sus derechos y la protección de los riesgos a los que se exponen a cambio de su constante contribución a la economía.

Para cumplir con ese contrato social y fortalecerlo, la Comisión propone un programa de acciones centrado en las personas que las sitúen en el centro de las políticas económicas y sociales y de la práctica empresarial.

 

El panorama del trabajo se debe adaptar a las personas y no al revés.

El programa de la Comisión no tiene como objetivo conseguir que las personas se adapten a este nuevo horizonte del mercado laboral, sino que tiene una visión más audaz que pretende orientar las transformaciones en curso hacia un futuro del trabajo que confiera dignidad, seguridad e igualdad de oportunidades, y que amplíe las libertades humanas.

El primer paso propuesto para ello es aumentar la inversión en las capacidades de las personas.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, innovación, riesgos, rsc, sostenibilidad, tendencias, transparencia

En busca de una inteligencia artificial en la que confiar.

Photo by Franck V. on Unsplash

Sentar las bases de cómo minimizar los riesgos de la inteligencia artificial (IA) a la vez que se maximicen los beneficios de ésta es una necesidad a la que los estamentos oficiales parece que empiezan a dar respuesta.

Es este, el de la innovación tecnológica y sus retos, un tema apasionante para mí, y del que ya escribí al respecto en el artículo de opinión “Inteligencia artificial y responsabilidad social corporativa”.

Necesitamos, más pronto que tarde, que se piense, se regule, se legisle y se dé respuesta a dilemas derivados de la implantación de esta tecnología cada vez más cercanos en nuestro horizonte.

Como parte de esa necesidad de respuesta, el denominado Grupo de expertos de alto nivel sobre inteligencia artificial (AI HLEG) de la Comisión Europea se ha puesto manos a la obra para elaborar un borradorde las Directrices éticas sobre IA que deberá producir un documento final este año 2019.

Estas Directrices quieren ir más allá de una simple enumeración de principios y valores esenciales, y pretenden servir de guía para su aplicación real en sistemas de IA, ofreciendo diversos niveles de abstracción.

El grupo de expertos en IA está formado por 52 representantes de la sociedad civil, la industria y la universidad, y tiene como objetivo principal asesorar a la Comisión sobre los próximos pasos que abordarán los desafíos y oportunidades a mediano y largo plazo relacionados con la IA a través de recomendaciones que se incorporarán al proceso de desarrollo de políticas, al proceso de evaluación legislativa y al desarrollo de próximas estrategias digitales.

Los expertos abogan por un enfoque de la IA centrada en el bienestar de los seres humanos pero desde la confiabilidad. Las personas deben poder confiar en la IA ya que es la única manera de que se puedan beneficiar completamente de ella, algo con lo que estoy totalmente de acuerdo.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, innovación, rsc, sostenibilidad, tendencias

Las 5 claves del auge de la empresa social.

Photo by Priscilla Du Preez on Unsplash

El capital social de las empresas crece en importancia a la hora de determinar el propósito de las organizaciones, guiar sus relaciones con los grupo de interés e influir en su éxito o fracaso final.

Ese cambio profundo al cual se enfrentan los líderes empresariales de todo el mundo viene reflejado en la edición 2018 del informe “The rise of the social Enterprise. Deloitte Global Human Capital Trends”, basado en una encuesta global de más de 11.000 líderes empresariales y de recursos humanos, así como entrevistas con ejecutivos de algunas de las organizaciones líderes de la actualidad.

Las organizaciones de hoy en día se juzgan cada vez más en función de sus relaciones con sus trabajadores, sus clientes y sus comunidades, así como su impacto en la sociedad en general, convirtiendo a empresas comerciales en empresas sociales.

Por empresa social se entiende una organización cuya misión combina el crecimiento de los ingresos y la obtención de beneficios con la necesidad de respetar y apoyar su entorno y la red de partes interesadas. Esto incluye escuchar, invertir y administrar activamente las tendencias que están configurando el mundo de hoy.

Es, por tanto, una organización que asume su responsabilidad de ser un buen ciudadano (tanto dentro como fuera de la organización), actuando como un modelo a seguir para sus pares y promoviendo un alto grado de colaboración en todos los niveles de la organización.

Sigue leyendo

Estándar