innovación, tendencias

La necesidad de una correcta gestión del cambio.

Photo by Ross Findon on Unsplash

Tanto las organizaciones en general como aquellas personas que en ellas realizan sus actividades profesionales deben realizar cambios constantemente.

En ocasiones son sencillos y sin mucha transcendencia y otras veces son de mayor calado y consecuencias, y deben ser gestionados de manera correcta si se quiere tener éxito en su implementación.

A todos nos vienen a la mente ejemplos de este tipo y las dificultades y resistencias que provocan. Desde la implantación de un nuevo software de gestión, pasando por el establecimiento de nuevas formas de trabajo, sistemas de gestión de calidad o de responsabilidad social corporativa, o hasta diferentes métodos de fabricación o prestación de servicio a los que se estaban usando hasta el momento.

Saber gestionar el cambio en las empresas actuales es una necesidad imperativa si se quiere ya no meramente continuar siendo competitivo en el mercado sino sobrevivir en él como se pueda. Aquella empresa que no se mueve y cambia está destinada a desaparecer con el paso del tiempo.

En comparación con el siglo pasado, el cambio en el siglo XXI ha pasado de ser un mero tema organizativo como muchos otros a ser una preocupación para las organizaciones, y de ser un “ajuste” periódico a convertirse en una agitación continua ligada estrechamente a procesos de innovación.

 

¿Qué fuerzas obligan a cambiar?

El cambio no es algo que sucede por sí mismo, sino que se ve empujado por fuerzas tanto internas como externas a las organizaciones.

Entre las fuerzas externas debemos contar con los clientes que demandan nuevos productos y servicios, con los competidores que les ofrecen nuevas soluciones, con las nuevas normativas legales a las que hay que ir amoldándose, y también la necesidad de usar siempre la tecnología más moderna para no quedarse atrás respecto a la competencia.

Sigue leyendo

Estándar
innovación, riesgos, rsc, sostenibilidad, tendencias

Renta básica ¿solución a la automatización?

Photo by Mathieu Turle on Unsplash

Es totalmente necesario el encontrar fórmulas que permitan en un futuro próximo la subsistencia de aquellas personas que no volverán a trabajar debido a la automatización de sus tareas.

Hace unas semanas planteaba en este medio algunos de los riesgos que las nuevas tecnologías están ya introduciendo en nuestro día a día en el artículo “Inteligencia artificial y responsabilidad social corporativa”.

Hoy voy a dedicar este espacio a otro de esos dilemas que vienen derivados de esas tecnologías que en un futuro próximo van a causar que muchísimos millones de personas en todo el planeta se vean obligados a caer en las garras del desempleo quizá por el resto de sus vidas.

Un desempleo en el que pocos piensan porque realmente no se han dado cuenta aún de la amenaza que supone para sus oficios el desarrollo e implantación de nuevas soluciones que barrerán del mapa la necesidad de que un humano esté al mando de una máquina que funcionará por sí sola.

Sin ir más lejos, y con todo el respeto para este colectivo de trabajadores que defienden sus lícitos intereses, me sorprende ver las manifestaciones de taxistas en muchas ciudades de España y el resto del mundo en contra de la intromisión en su sector de empresas como Uber o Cabify (léase “De la innovación a la precariedad laboral del transporte privado).

Sigue leyendo

Estándar
ética, sostenibilidad, tendencias

Homeless Entrepreneur o cómo salir de la calle aprovechando el talento.

Photo by Tomas Anton Escobar on Unsplash

Están ahí, pasamos por su lado en la calle, pero muchas veces no los vemos o quizá no los queremos ver. Son los invisibles, las personas sin techo, los sin hogar, los que viven en la calle, en los cajeros y en los bancos de los parques.

Personas con historias únicas e intransferibles que normalmente y como mucho son destinatarios de ayudas asistenciales pero en pocas ocasiones reciben oportunidades para salir de la calle a través de su reinserción en el mercado laboral.

Homeless Entrepreneur (emprendedores sin techo en español), el proyecto creado en junio de 2015 e impulsado por el norteamericano Andrew Funk, pretende acabar con el llamado sin hogarismo en nuestra sociedad tras haberlo vivido en primera persona durante más de un año.

 

Emprendedores sin techo en busca de su oportunidad.

Este proyecto no pretende hacer caridad sino que quiere ofrecer oportunidades reales para que los sin hogar logren un trabajo y vuelvan a tener un techo y un futuro ilusionante por el que luchar a diario.

Tal y como el fundador del proyecto describe “no se trata simplemente de ponerles un techo a los sin hogar, sino de darles una oportunidad de ser ciudadanos participativos, convirtiendo pasivos en activos, y donaciones en depósitos que los beneficiarios del proyecto deberán reponer cuando salgan de él para ayudar a otros sin techo. No somos creadores de empleo o proveedores de techo, sino que facilitamos el desarrollo profesional y ofrecemos soluciones sostenibles de vivienda”.

Sigue leyendo

Estándar
centros especiales de empleo, compras, discapacidad, rsc, sostenibilidad

Integración de la discapacidad: ¿Qué son la cuota de reserva y las medidas alternativas?

cuota-de-reserva-medidas-alternativas

Photo by Matt Artz on Unsplash

El artículo 6.1 de nuestro Código Civil lo deja claro: “La ignorancia de las leyes no excusa de su cumplimiento”. Un enunciado por la mayoría conocido aunque en ocasiones se suele usar de excusa como si fuera a servir de algo.

La llamada cuota de reserva para personas con discapacidad (PcD en adelante) es un “clásico” en cuanto a su no cumplimiento por parte de las empresas, tanto por desconocimiento como directamente por no conveniencia, prejuicios en contra de las PcD u otras razones.

Un no cumplimiento que ha llegado hasta nuestros días desde hace más de 30 años cuando nació la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI).

No voy ahora a extenderme con las razones por las que una empresa se beneficia de la diversidad de tener PcD trabajando en ella ni cómo introducir una gestión responsable en ese aspecto. El lector interesado en esos aspectos puede leer la entrada del blog “La integración de la discapacidad en las empresas responsables”.

Durante las labores de consultoría para la integración de la diversidad y la discapacidad, la cuota de reserva es uno de los asuntos principales a tratar y muchas empresas no tienen muy claro el tema, por lo que me atrevo a decir que es un problema bastante frecuente.

Sigue leyendo

Estándar
innovación, rsc, sostenibilidad, tendencias

Cápsulas de café, esa comodidad contaminante.

Photo by Gianni Zanato on Unsplash

El anteproyecto de ley de residuos y suelos contaminantes de Baleares pone sobre la mesa la urgente necesidad de eliminar la venta y el consumo de diferentes productos que, como un todo o por partes, son causantes de una grave contaminación.

La ley que se está discutiendo pretende que para el año 2020 no se vendan en Baleares cápsulas de café que sean de plástico o aluminio o que, en su defecto, las empresas comercializadoras se encarguen de su posterior recolección una vez usadas y su reciclaje.

Otros productos que deberán dejar de venderse son platos, vasos y cuberterías de plástico, bastoncillos para los oídos, pajitas de plástico, palos de “chupa chups” y similares, mecheros no recargables, maquinillas de afeitar de un solo uso, tóneres de impresoras que no sean reutilizables, o simplemente las bolsas de supermercado que deberán pasar a estar hechas con celulosa.

Tras un periodo de alegaciones y pasar por el Consejo de Gobierno, se realizará un debate después del verano para la aprobación de la ley que en principio debería entrar en vigor el 1 de enero de 2020.

Para quienes no cumplan estas prohibiciones se prevén multas que pueden ir de 300 euros a 1’7 millones de euros.

 

Sigue leyendo

Estándar
ética, comunicación, confianza, gestión de crisis, reputación, riesgos, rsc, transparencia

Facebook no ha hecho sus deberes.

Photo by William Iven on Unsplash

Por casi todos es conocida ya la frase referida a los servicios gratuitos en internet de “si aquello que recibes es gratis, es que realmente el producto eres tú”. Esa afirmación no es sólo cierta sino que ha quedado realmente patente en el escándalo en el que se ha visto implicado Facebook.

El viernes 16 de febrero, Facebook anunció la cancelación de la cuenta en la red social de la empresa británica de explotación de datos Cambridge Analytica por usar datos recopilados de manera inapropiada de los usuarios de dicha red.

Cambridge Analytica utilizó información proveniente de entre 30 y 50 millones de ciudadanos de Estados Unidos que habían sido inicialmente recopilados por el académico de la Universidad de Cambridge, Aleksandr Kogan.

Los datos se recolectaban a través de la contestación a una encuesta (gratificada con unos 2$) que tenía como únicos requerimientos ser estadounidense y descargar una app de Facebook que obtendría información sobre el encuestado y su red (p.e. datos demográficos básicos y “me gusta” de categorías, lugares, personas famosas, etc.).

Ese conjunto de datos iba a ser utilizado sólo para fines de investigación académica de manera agregada y sin posibilidad de identificar a sujetos individuales, pero no fue así.

Facebook fue conocedora de estos hechos y pidió a la empresa que destruyera estos datos en 2015, lo cual no sucedió realmente.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, gestión de crisis, reputación, riesgos, sostenibilidad

Cuando lo humanitario se convierte en perverso.

Photo by Hanna Morris on Unsplash

El acoso y los abusos sexuales de todo tipo a personas de cualquier edad se ha convertido en una repugnante lacra de la cual cada día tenemos nuevas y preocupantes noticias.

Basta con ver los informativos televisivos o leer cualquier periódico para darnos cuenta de que apenas no hay día en el que no se mencione el tema, ya sea en casos sucedidos en empresas como, en el colmo de lo abominable, dentro de familias y entidades deportivas, sociales, etc.

Unas entidades sociales que, justamente por su finalidad, deberían estar libres de cualquier mácula en el trato a las personas a las cuales deben ayudar.

El último caso relativo a la organización Oxfam ha sido un auténtico escándalo del que continúa saliendo nueva información a diario.

Sigue leyendo

Estándar