materialidad, reporting, rsc, sostenibilidad, transparencia

Lo que descubre el ‘reporting’ empresarial sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Se ha publicado recientemente la duodécima edición del Informe de Reporting de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas (REPM en adelante) en el que se dan a conocer las principales conclusiones y tendencias en Responsabilidad Social Corporativa a partir de los informes de progreso y memorias de sostenibilidad que las organizaciones españolas adheridas a la iniciativa deben presentar periódicamente.

En términos generales, la REPM se ha convertido en una de las principales redes a nivel mundial tanto por número de entidades adheridas (2.610) como por presentación de memorias de sostenibilidad o progreso.

El 15% de las entidades adheridas son grandes empresas, el 76% son pymes y el 9% restante son organizaciones no empresariales como por ejemplo las provenientes del tercer sector o instituciones de tipo educativo.

Los 875 Informes de Progreso y memorias de sostenibilidad realizados suponen el 11% de los informes publicados a nivel mundial y representan, respecto al año anterior, un aumento del 6% causado principalmente por el crecimiento del número de informes en las pymes.

Las entidades pueden presentar  sus informes en formato online o formato libre, y la REPM los califica en tres niveles (Advanced, Active o Learner) en función de su nivel de reporte. La calificación Active es la que tiene el mayor número de informes con un porcentaje del 84,5%.

Sigue leyendo

Estándar
ética, comunicación, confianza, reporting, reputación, sostenibilidad, transparencia

Empresas bajo la lupa de los consumidores.


Photo by mari lezhava on Unsplash

Los consumidores tienen cada vez más influencia en las empresas y saben cómo poner en práctica ese empoderamiento a través de sus palabras y hechos.

Al mismo tiempo, las empresas más reputadas conocen ese cambio de dinámica y aprovechan de forma apropiada las prioridades de los consumidores a la vez que abordan los problemas de riesgo que puedan existir.

Sin embargo, la mayoría de los ejecutivos deben reconocer que sus empresas no tienen una reputación excelente, ponerse al día rápidamente y aprovechar las oportunidades para seguir siendo competitivos y superar a su competencia.

Ya no es seguro para las empresas matrices esconderse detrás de sus marcas de productos. La confianza en las matrices es proporcional a la confianza en las marcas de sus productos, teniendo ambas la misma importancia en la economía actual.

Las anteriores son algunas de las conclusiones de la segunda edición del estudio “The company behind the Brand” realizado por Weber Shandwick y KRC Research a través de una encuesta online que abarcaba a 2.100 consumidores y a 1.050 ejecutivos senior en 21 mercados de todo el mundo.

En el informe se destaca que todas las miradas se centran ahora en cómo se comporta una empresa, abarcando dos tipos de actividades diferentes pero en última instancia interdependientes como son la capacidad de respuesta de las empresas a los problemas que enfrentan  y la de proporcionar bienestar a las vidas de los clientes y al impacto social positivo, yendo más allá de la calidad de sus productos y servicios.

Sigue leyendo

Estándar
innovación, reputación, rsc, sostenibilidad

¿Cómo medir la aportación de la responsabilidad social al valor de los negocios?

Photo by Helloquence on Unsplash

Una de las claves importantes, sino la que más, para convencer a las Direcciones de las empresas de la necesidad de llevar a cabo negocios socialmente responsables que aseguren además su sostenibilidad futura es demostrar el vínculo entre las actividades de responsabilidad social corporativa y la creación de valor en cada empresa o negocio concreto.

No sirve con la inmensa mayoría de los Consejos de Administración el decir que la los resultados de la empresa van a mejorar a medio o largo plazo gracias a una RSC interiorizada, real y efectiva si no se puede demostrar finalmente de alguna manera.

Muchos jefes, gerentes, directores, mandos intermedios, Consejos, CEOs (o póngase aquí cualquier puesto con cierta autoridad) simplemente no van a “comprar” la idea si no tiene una clara contrapartida, si no se ve la relación causa-efecto.

Es muy importante establecer esta relación para demostrar a los empleados, accionistas y clientes por qué tiene sentido comercial esforzarse por mejorar los impactos económicos, ambientales y sociales de la organización.

Poder demostrar esa relación de manera fehaciente es una de las principales barreras para la implantación general de la RSC en las organizaciones, debido a la dificultad existente en su medición y cuantificación.

Sigue leyendo

Estándar
confianza, materialidad, reputación, sostenibilidad

Dando valor a los intangibles de las empresas.

Photo by rawpixel on Unsplash

La creciente importancia de los intangibles empresariales está siendo asimilada por empresas de todo el mundo, tal y como se puede comprobar en el último informe “Global Intangible Finance Tracker 2017” publicado por la consultora Brand Finance.

Hasta no hace demasiado tiempo, este tipo de activos intangibles no han sido valorados de una manera efectiva y de hecho las propias normas de  contabilidad no los reconocen si no van acompañados de una transacción que justifique su valor en el balance  financiero, lo cual ha impulsado el crecimiento de un fenómeno conocido como los “intangibles ocultos”, que en ocasiones tienen más valor que los intangibles declarados.

Tal y como sugiere el informe, los activos intangibles suelen agruparse en tres amplias categorías:

  • Derechos, dentro de los cuales contamos con alquileres, acuerdos de distribución, contratos laborales, pactos, acuerdos definanciación, contratos de suministro, licencias, certificados, o franquicias.
  • Relaciones, que incluye la fuerza de trabajo preparada y las relaciones con consumidores y distribuidores.
  • Propiedad intelectual, que consta de patentes, derechos de autor, marcas comerciales y tecnología patentada (p.e. fórmulas, recetas, especificaciones, formulaciones, programas formativos, estrategias de marketing, etc.).

Las nuevas maneras de enfocar el reporte financiero defienden que sea determinado el valor real de todos los activos de una empresa, tanto tangibles como intangibles, y que se realicen informes anuales para que el equipo de dirección conozca ese valor.

Sigue leyendo

Estándar
discapacidad, rsc, sostenibilidad, tendencias

¿Cómo fomentar la inclusión y la diversidad en el lugar de trabajo?

La gestión de la diversidad en la empresa es un tema de importancia que parece estar más presente cada día en la mente de las direcciones de las organizaciones.Tanto los empleadores como los trabajadores son partes que están interesadas en procurar una mayor igualdad, diversidad e inclusión en el lugar de trabajo, como también lo son los gobiernos, las organizaciones de empleadores, los sindicatos y otros agentes, por ejemplo las organizaciones de la sociedad civil.Incluso en un creciente número de países, la legislación nacional establece que los empleadores tienen la obligación de proporcionar ajustes razonables. La mayor parte de las veces se trata de una legislación relativa a la discapacidad, que en algunos países incluye el VIH y el sida.

Beneficios de la gestión de la diversidad en las organizaciones.

De la misma manera que se puede defender que el aumento de la diversidad es beneficioso para la sociedad, las empresas también han llegado a la conclusión de que la diversidad constituye una buena práctica empresarial. Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, educación, reputación, riesgos, rsc, transparencia

Responsabilidad social universitaria, ¿estás ahí?

Photo by Honey Yanibel Minaya Cruz on Unsplash

El reciente escándalo relacionado con el título de máster “otorgado” por la Universidad Rey Juan Carlos a la ya ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha puesto en el punto de mira no sólo a las personas involucradas sino a las mismas universidades como estamentos educativos.

Más allá del caso de la Sra. Cifuentes han surgido dudas con los estudios realizados (o no) por otros personajes políticos y por cómo los han plasmado en sus correspondientes currículums puestos a disposición del público en general a través de diversos portales, y también ha habido polémica por algunos currículums que han sido modificados por no ajustarse del todo o en parte a la realidad.

Es un tanto absurdo (y sobre todo fuera de la temática de este medio) realizar una crítica centrada en dichas personas ya que, más allá de la significancia política de algunos o dentro de la universidad para otros, serán los jueces los que determinen sus responsabilidades y posibles consecuencias penales.

Pero sí nos podemos centrar en el funcionamiento de los estamentos desde el punto de vista de su responsabilidad social, en este caso concreto, universitaria.

Son las universidades, como cualquier otro tipo de organización o empresa, las que deben impedir que ocurran este tipo de hechos que no sólo repercuten negativamente en su propia reputación sino que lo hacen también sobre los alumnos cuya formación se realiza correctamente, bajo unos estándares fijos de cumplimiento para todos y sin ningún tipo de trucos o beneficios.

Sigue leyendo

Estándar
innovación, tendencias

La necesidad de una correcta gestión del cambio.

Photo by Ross Findon on Unsplash

Tanto las organizaciones en general como aquellas personas que en ellas realizan sus actividades profesionales deben realizar cambios constantemente.

En ocasiones son sencillos y sin mucha transcendencia y otras veces son de mayor calado y consecuencias, y deben ser gestionados de manera correcta si se quiere tener éxito en su implementación.

A todos nos vienen a la mente ejemplos de este tipo y las dificultades y resistencias que provocan. Desde la implantación de un nuevo software de gestión, pasando por el establecimiento de nuevas formas de trabajo, sistemas de gestión de calidad o de responsabilidad social corporativa, o hasta diferentes métodos de fabricación o prestación de servicio a los que se estaban usando hasta el momento.

Saber gestionar el cambio en las empresas actuales es una necesidad imperativa si se quiere ya no meramente continuar siendo competitivo en el mercado sino sobrevivir en él como se pueda. Aquella empresa que no se mueve y cambia está destinada a desaparecer con el paso del tiempo.

En comparación con el siglo pasado, el cambio en el siglo XXI ha pasado de ser un mero tema organizativo como muchos otros a ser una preocupación para las organizaciones, y de ser un “ajuste” periódico a convertirse en una agitación continua ligada estrechamente a procesos de innovación.

 

¿Qué fuerzas obligan a cambiar?

El cambio no es algo que sucede por sí mismo, sino que se ve empujado por fuerzas tanto internas como externas a las organizaciones.

Entre las fuerzas externas debemos contar con los clientes que demandan nuevos productos y servicios, con los competidores que les ofrecen nuevas soluciones, con las nuevas normativas legales a las que hay que ir amoldándose, y también la necesidad de usar siempre la tecnología más moderna para no quedarse atrás respecto a la competencia.

Sigue leyendo

Estándar