economía circular, rsc, sostenibilidad, tendencias

¿Cómo avanza la economía circular en España y en Europa?

Photo by Nadine Shaabana on Unsplash

La Economía Circular parece ser el nuevo modelo económico del que todo el mundo habla pero que realmente pocas empresas conocen y menos aún aplican, con el consiguiente peligro de que se quede meramente en una palabra de moda vacía de contenido.

El Gobierno está trabajando en la elaboración de una Estrategia de Economía Circular que irá en línea con el Paquete de Medidas y el Plan de Acción de la Comisión Europea y contará con la participación de todos los sectores, organizaciones y usuarios, pero a día de hoy la implantación de la economía circular sigue siendo muy limitada y poco profunda en España.

Anteriormente en Compromiso Empresarial se han tratado cuáles eran las cuatro barreras principales que la economía circular debe superar para que sea implantada de manera amplia y real, y se introdujeron herramientas para ayudar a lograrlo.

Hoy se resumen las conclusiones de dos informes que han sido publicados recientemente, a nivel español el primero y europeo el segundo, y en los que se analiza el estado de implantación de la economía circular y se hacen diferentes recomendaciones.

 

España continúa a la espera de su estrategia

El documento Situación y evolución de la economía circular en España de la Fundación Cotec para la Innovación es un informe en el que se recogen y analizan los indicadores disponibles, se identifican algunos de los principales actores implicados, así como casos de éxito y buenas prácticas.

En España, las iniciativas relacionadas con la economía circular son aún incipientes y hasta el momento las medidas adoptadas han estado principalmente centradas en las políticas ambientales de la fase final del ciclo económico, como por ejemplo la gestión de los residuos.

Sigue leyendo

Estándar
sostenibilidad, tendencias, urbanismo

Asfixia por turismo.

Photo by Federico Giampieri on Unsplash

Diferentes enclaves turísticos de todo el mundo se encuentran con múltiples problemas derivados del gran número de visitantes que reciben, y no parece que la cosa vaya a ir a menos.

Muchas ciudades y lugares de especial interés vienen padeciendo un turismo excesivo desde hace varios años, pero es en 2017, año declarado por las Naciones Unidas como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, cuando se están oyendo más y más voces a favor de su regulación, para favorecer la vida de los autóctonos, la convivencia con los visitantes y el respeto por los lugares visitados.

Según el Secretario General de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Taleb Rifai, con la celebración de este Año Internacional dedicado al turismo nos encontramos ante “una oportunidad única para ampliar la contribución del sector del turismo a los tres pilares de la sostenibilidad (económico, social y del medio ambiente), así como para aumentar la concienciación sobre las verdaderas dimensiones de un sector que se suele infravalorar”.

 

Sostenibilidad, ¿dónde estás?

Muchas veces hablamos o pensamos sobre el turismo sostenible y lo que nos viene a la cabeza es realizar viajes a lugares lejanos respetando su naturaleza y a sus gentes, hospedándonos en hoteles sostenibles, haciendo el mínimo consumo necesario de sus recursos, conociendo en profundidad sus culturas, comprando productos y excursiones a los lugareños en lugar de a empresas fomentando el desarrollo local, y todas esas cosas.

Pero cada vez más, a muchos lo de turismo sostenible está dejando de hacernos soñar y  transportarnos a lugares lejanos e idílicos, y nos está haciendo poner los pies en la tierra y pensar en lo que tenemos a escasos metros de donde estamos viviendo.

Sigue leyendo

Estándar
sostenibilidad, tendencias

¿Mejora tecnológica es igual a mayor sostenibilidad?

Creemos, a priori y empleando la lógica, que los avances tecnológicos y la mejora de la eficiencia de los procesos nos llevan a una mejora de la sostenibilidad por lo que respecta a la reducción de recursos que son necesarios en su fabricación o de los que derivan del uso de la nueva tecnología, pero eso no tiene porqué ser siempre así.
He de reconocer que no me había planteado la posibilidad de que sucediera lo contrario, hasta que leí un artículo en las MIT News del Instituto Tecnológico de Massachussets sobre si el progreso tecnológico puede por sí solo detener el uso de recursos.

El artículo hace referencia a una investigación titulada A simple extension of dematerialization theory: Incorporation of technical progress and the rebound effect que fue publicada en la revista Technological Forecasting and Social Change.

¿Por qué la hipótesis del inicio no es siempre cierta? Para contestar esta pregunta y comprender la razón debemos echar mano de la mencionada investigación y de dos conceptos que en ella se mencionan: el concepto de desmaterialización y la paradoja de Jevons.

Así soltados a bocajarro, esos dos conceptos pueden sonarnos como algo muy moderno relacionado con la física cuántica o los viajes espaciales, pero ni su formulación es algo reciente (más bien al contrario) ni tampoco tienen nada que ver con los ámbitos citados.

A continuación vamos a explicarlos brevemente desde una perspectiva lo más entendible posible.

Sigue leyendo

Estándar
economía circular, rsc, sostenibilidad, tendencias

Primera guía sobre Economía Circular: la BS 8001:2017.

Fuente: Business Standard Institute.

El primer estándar del mundo para implementar los principios de la economía circular en las organizaciones, llamado BS 8001:2017 fue publicado el pasado mes de mayo.

Creado por la British Standards Institution (BSI), pretende ayudar a las organizaciones e individuos a considerar e implementar más practicas sostenibles y circulares en los negocios, tanto a través de mejores maneras de trabajar, como proporcionando más productos y servicios circulares, o rediseñando completamente el modelo de negocio y propuesta de valor.

El estándar, de pago (disponible aquí) y en inglés, quiere proporcionar un marco de referencia a un gran abanico de organizaciones, de diferentes tamaños y con diferentes niveles de conocimiento y entendimiento de lo que es la economía circular.

La BS 8001:2017 no tiene la intención de ser prescriptiva o certificable y en el futuro es posible que se desarrollen otras normas de apoyo o derivadas de ella.

Se ha desarrollado mediante la captura de los últimas tendencias y prácticas entre los expertos en economía circular y se basa en las experiencias y lecciones aprendidas de una serie de organizaciones que ya están tratando de ser más circulares.

Considera que empezar por acciones pequeñas e iniciativas en las que se vean rápidamente los resultados puede ser una buena manera para que las organizaciones recién llegadas a la economía circular ganen la suficiente experiencia y confianza.

Sigue leyendo

Estándar
ética, confianza, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad, transparencia

Dos herramientas para luchar contra la corrupción empresarial.

Photo by Olu Eletu on Unsplash

El último caso sonado de corrupción empresarial en Samsung pone de nuevo sobre la mesa un grave problema que hay que atajar, para el que existen herramientas y ante el cual se necesita determinación.

El arresto de Lee Jae-yong, heredero de Samsung y líder del mayor grupo empresarial de Corea del Sur, acusado de prácticas de soborno, malversación de fondos y cometer perjurio ha sido el mayor escándalo de lo que llevamos de año en esta clase de delitos.

La corrupción es un problema universal difícil de cuantificar económicamente con cifras exactas, pero para hacernos una idea de lo que representa nos pueden servir de ejemplo los datos del Informe sobre la lucha contra la corrupción en la Unión Europea de 2014, según el cual se calculaba que sólo en la U.E. el coste de la corrupción para la economía ascendía a 120.000 millones de euros al año, un poco menos que el presupuesto anual de la Unión.

También, hace unas semanas, analizábamos la edición 2015 del Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional en el cual se corrobora que la corrupción es un asunto mayoritariamente grave a nivel global, y que España estaba destacando negativamente en una evolución para nada deseable.

Ante la existencia de esta lacra, existen muchas guías para implantar prácticas anti-corrupción tanto dirigidas a instituciones públicas como a organizaciones privadas.

Hoy vamos a analizar dos de las herramientas disponibles para gestionar y reducir el riesgo de corrupción, sin olvidar que son poco menos que inútiles si la organización en la que se utilizan no tiene una Dirección comprometida totalmente con ese propósito.

Sigue leyendo

Estándar
isr, riesgos, sostenibilidad, tendencias, transparencia

La inversión socialmente responsable y sus barreras.

Photo by Vitaly on Unsplash

La inversión socialmente responsable (ISR) es una tendencia en auge a nivel mundial aunque todavía le queda camino por delante y barreras que derribar.
Afortunadamente, para muchos inversores la ISR es desde hace un tiempo un principio rector a la hora de hacer sus operaciones. El número de fondos en bolsa que atienden a esos inversionistas se ha multiplicado en los últimos años, incluyendo a pesos pesados de la industria como BlackRock Inc. y Goldman Sachs Group Inc.De hecho, existe desde 2009 una iniciativa de las Naciones Unidas llamada Sustainable Stock Exchanges (SSE) en forma de plataforma de aprendizaje para explorar cómo las empresas de gestión de inversiones, en colaboración con inversionistas, reguladores y empresas, pueden mejorar la transparencia corporativa y en última instancia el desempeño medioambiental, social y corporativo y fomentar la inversión sostenible.

No es desde luego una iniciativa de poca importancia si observamos que incluye más de 60 bolsas de valores, que representan más del 70% de los mercados de acciones cotizados en todo el mundo.

Como vemos, tanto los inversores como las empresas que gestionan esas inversiones  se mueven cada vez más por otras razones además de las puramente económicas y de retorno de su inversión.

 

¿Qué mueve a los inversores de ISR?

Cuatro son las motivaciones principales para que los inversores se decidan cada vez más por la ISR, según un estudio del World Resources Institute (WRI):

Sigue leyendo

Estándar
cambio climático, confianza, riesgos, sostenibilidad, tendencias

Trumpeando como se pueda.

Trampear es lo que le va a tocar a la acción contra el cambio climático a raíz de la decisión de abandonar el Acuerdo de París tomada por Donald Trump.

Los peores augurios que señalaba en mi otro artículo de opinión sobre este tema (Trumpazo a la sostenibilidad) se han cumplido tristemente al cabo de poco más de seis meses.

El país más poderoso de la Tierra, responsable del 16% de las emisiones mundiales de CO2 se ha retirado del Acuerdo alegando que éste tenía como objetivo agobiar, poner en desventaja y empobrecer a Estados Unidos, y que representaría una pérdida de 6,5 millones de empleos en el país y una importante reducción del PIB.

Unos argumentos que el Ministerio de Asuntos Exteriores francés se dedicó a desmontar (curiosamente, no lo vamos a negar, porque no parece la mejor manera de relacionarse con otras naciones) en un vídeo.

Sólo Siria y Nicaragua no participaban en el Acuerdo de 195 naciones. Siria no pudo enviar a un funcionario para firmar el Acuerdo debido a la guerra civil desatada en ese país y Nicaragua optó por no firmar porque pensó que no era suficientemente ambicioso.

Trump ha justificado el abandono con frases pueriles como “fui elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburgh y no a los de París”, lo cual no sé si es un juego de palabras (aunque lo espero) o si realmente dentro de su cabeza piensa que el acuerdo contra el cambio climático beneficia sólo a los parisinos (lo cual tampoco me extrañaría viniendo de él).

Sea como fuere, la decisión parece no estar respaldada por los ciudadanos ya no de Pittsburgh sino de Estados Unidos. Así lo indican investigadores en cambio climático y otros estudios como el del Yale Program on Climate Communication en los que se afirma que la gente apoya más al Acuerdo que a Donald Trump.

Y seguro que hay más encuestas y estudios todavía por venir que señalen la misma tendencia.

Sigue leyendo

Estándar