ética, sostenibilidad, tendencias

#Jesuis… activistadesofá.

activismo-de-sofá

Los tristes acontecimientos de Niza nos han traído la enésima versión o iteración de los hashtags o etiquetas en las redes a favor de algo o alguien o en afinidad con alguna causa.

Justo antes de los hechos de Niza el hashtag de moda, al menos en España, fue el de #todossomosleomessi. Una campaña no exenta de polémica precisamente, promovida por el F.C. Barcelona en apoyo de su jugador estrella y que habría que estudiar si ha sido positiva a su causa o si por el contrario al Barça e indirectamente a Messi le ha salido el tiro por la culata.

Anteriormente, las redes se han volcado virtualmente en el apoyo a las niñas que fueron secuestradas en Nigeria (#bringbackourgirls), en la concienciación y recogida de fondos para el estudio de la esclerosis lateral amiotrófica (#icebucketchallenge), o a favor de que la acogida de refugiados en Europa (#refugeeswelcome).

Otros hashtags clásicos muy utilizados ya casi como muletilla para cualquier cosa son los #jesuis o #prayfor añadiendo detrás lo que convenga para cada vez en función de dónde haya ocurrido el ataque terrorista o la catástrofe natural de turno (Charlie, Paris, Bruxelles, Orlando, Nepal, etc.).

Derivados de estos hechos y hashtags también se estila el poner banderas de fondo en las imágenes de los perfiles en redes sociales, según el país en el que suceda lo que sea (por ejemplo banderas de Francia) o respecto al colectivo con el que se empatice (por ejemplo la bandera del arco iris).

Como un paso más allá de algunos hashtags o campañas en las redes sociales se derivan las recogidas de firmas en plataformas como Change.org a través de las que se pretende cambiar la situación que preocupe a los firmantes.

Finalmente, también abunda la que podríamos llamar “ley del mínimo esfuerzo” en estos temas que es simplemente el hacer click al “me gusta” o volver compartir en la red que sea cualquier cosa del estilo de las comentadas arriba, pero sin aportar ningún tipo de comentario o valor añadido.

Este llamado activismo de sofá o slacktivism en inglés se define en la Wikipedia como una “forma de realizar activismo en línea, sin abandonar las actividades habituales, por lo general interactuando en las redes sociales”. Inicialmente se tomó como un término peyorativo pero sus defensores creen que es “un nuevo modo de contribuir a la concientización de temas y problemáticas a las que, en otras épocas, se accedía por medios más tradicionales”.

Seguir leyendo

Estándar
innovación, riesgos, rsc, sostenibilidad

La compra responsable: temas de interés, peligros y beneficios.

cadena-de-valor

El tema de las compras responsables está cada vez más en boga y despierta más interés tanto por parte de los consumidores que compran productos y servicios como por parte de las empresas que compran suministros para realizar sus procesos y después poder vender a sus clientes.

En el blog ya hemos tratado anteriormente este asunto desde la perspectiva del consumidor responsable, y llegamos a la conclusión de que, para “variar” en temas de sostenibilidad, queda aún un largo trecho por recorrer para que los consumidores realmente realicen una compra responsable por diferentes razones.

Pero hasta ahora no habíamos enfocado el tema desde la perspectiva de la cadena de suministros de las empresas y es lo que vamos a hacer en este artículo y en otro aún por publicar próximamente.

Desde hace mucho tiempo, la responsabilidad corporativa en la cadena de suministros ha generado controversia al respecto de las actuaciones (o falta de ellas) en muchas grandes empresas. Desdichados acontecimientos todavía recientes en nuestros recuerdos como por ejemplo los ocurridos en el edificio de Rana Plaza de Bangladesh en 2013 en el que murieron más de 1.100 personas sacaron a la luz pública prácticas empresariales terribles y pusieron de nuevo de actualidad la necesidad de controlar de cerca cómo se producen diferentes bienes y artículos para empresas occidentales a veces de manera directa y otras en cadenas de subcontrataciones.

 

¿Cuáles son los ámbitos que se han de abordar para tener una cadena de suministros responsable?

Obviamente, los temas de interés a abordar no tienen porqué ser los mismos en diferentes industrias, localizaciones geográficas, sectores, etc. Tal y como destaca Lena Strandberg en el interesante Cuaderno nº 6 de la colección de la Cátedra “la Caixa” de Responsabilidad Social de la Empresa y Gobierno Corporativo, titulado “La Responsabilidad Social Corporativa en la cadena de valor” y publicado en abril de 2010, “trabajar la responsabilidad social corporativa en la cadena implica tratar una diversidad de asuntos nuevos y en contextos diferentes a los habituales”.

Los temas generales se pueden organizar en 3 categorías principales y se desglosan en diferentes subcategorías que podemos ver a continuación, todas ellas provenientes del mencionado Cuaderno.

Seguir leyendo

Estándar
innovación, rsc, sostenibilidad, tendencias

La economía circular y las cuatro barreras que debe superar.

barreras-economía-circular

La economía circular todavía debe vencer muchas reticencias, problemas y barreras de diferente índole para poder convertirse en un sistema de amplia adopción.

Mucho se ha hablado de la economía circular últimamente, pero no está de más refrescar el concepto. Por economía circular se entiende un sistema económico que maximiza la reutilización de productos y materias primas, y reduce al mínimo su devaluación.

Este sistema difiere del sistema lineal actual, donde se utilizan las materias primas para la fabricación de productos que son destruidos al final de sus vidas útiles.

El sistema circular tiene dos ciclos de materiales. Uno de ellos, el ciclo biológico, se centra en devolver los residuos de vuelta a la naturaleza de una manera segura. El segundo es el ciclo técnico, que tiene por objeto garantizar que los productos y sus componentes están diseñados y comercializados de una manera que permite que sean reutilizados con la más alta retención de calidad posible.

Estos ciclos pretenden maximizar la retención de valor económico. Por tanto se puede afirmar que el sistema es restaurador desde el punto de vista ecológico y económico.

La economía circular se basa en 3 principios fundamentales:

  • Preservar y mejorar el capital natural controlando existencias finitas y equilibrando los flujos de recursos renovables.
  • Optimizar el uso de los recursos rotando productos, componentes y materiales con la máxima utilidad en todo momento, tanto en los ciclos técnicos como en los biológicos.
  • Fomentar la eficacia del sistema revelando y eliminando externalidades negativas.

Seguir leyendo

Estándar
cambio climático, riesgos, rsc, sostenibilidad, tendencias

¿Qué planeta estamos dejando para el futuro?

planeta

Grandes retos a los cuales hasta el momento nunca se había enfrentado la humanidad están ya delante nuestro o quizá a la vuelta de la esquina. De cómo se gestionen dependerá el futuro de la humanidad y también del planeta.

Este artículo no tiene por objetivo, ni muchísimo menos, el proponer soluciones a esos retos sino poner el foco de atención en ellos y hacernos reflexionar a cada uno de nosotros desde lo que de un tiempo a esta parte llaman “out of the box”. Esa “caja” en la que solemos movernos en nuestro día a día tanto personal como profesional.

Un salir de la caja o, mejor aún, un no ver la caja y desde allí imaginar cómo será el planeta y la sociedad futura en la que vivirán nuestros descendientes, sin movernos más adelante de dos o tres generaciones posteriores a la nuestra.

Como siempre, hay diversas maneras de ver e imaginar la realidad, viendo el vaso más bien lleno o más bien vacío, o lo que viene a ser igual de manera más optimista o pesimista.

Quizá nuestra personal manera de ver las cosas será la que nos haga pensar que el futuro será mejor o peor, puesto que los retos que acechan son en general realmente desconocidos en profundidad o en tamaño a pesar de que están siendo estudiados, y pensar en ellos genera incertidumbre e incluso enfrentamientos entre las personas, tanto si llevan puesto el “gorro” de personas de a pie, políticos, científicos, empresarios, pensadores, o lo que les corresponda.

Como el lector observará, los retos expuestos se pueden encuadrar perfectamente dentro de los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030, pero quería simplificarlos, sacarlos de ese contexto en el que hay muchos más datos, cifras y metas.

Anteriormente ya habíamos publicado un artículo al respecto de las críticas que esos objetivos recibieron cuando fueron fijados.

Vamos ahora a dar, de manera sintética y superficial por el espacio reducido disponible para el artículo, unas pinceladas a algunos de esos desafíos sin perder de vista que no son asuntos aislados entre ellos sino que tienen fuertes dependencias y relaciones.

Seguir leyendo

Estándar
ética, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad, transparencia

De cárteles, oligopolios y fraudes al consumidor.

cárteles-oligopolio-fraude

Esta semana hemos asistido al descubrimiento de otro nuevo fraude a los consumidores en forma de pacto de precios entre empresas.

La Comunidad Europea ha sancionado con unos 3.000 millones de euros a los constructores de camiones MAN (propiedad de Volkswagen), Volvo (propiedad de Renault), Daimler, Iveco y DAF, por prácticas como haber pactado los precios de venta de sus vehículos y el calendario para retrasar la introducción de la tecnología necesaria en sus vehículos para cumplir las normas comunitarias en materia de emisiones contaminantes, o haber repercutido en el comprador los costes de cumplir con las normas en materia de emisiones contaminantes.

Además, también se está investigando a una sexta compañía, Scania, propiedad del Grupo Volkswagen al igual que MAN.

El delito ha sido castigado después de que las empresas reconociesen los cargos, dentro de “un procedimiento «amistoso» dirigido a reducir sus multas. Como resultado, el Ejecutivo ha aceptado bajar en un 10% las sanciones, llegando a perdonar por completo la impuesta a MAN, por ser la marca que destapó la existencia del cártel”.

La multa ha sido las más grande hasta la fecha por unas prácticas de cártel, que en este caso se han extendido nada más y nada menos que desde 1997 hasta 2011.

La comisaria de Competencia europea, Margrethe Vestager, “ha insistido en que «no es aceptable» que un grupo de empresas que, en conjunto, fabrican nueve de cada diez camiones de peso medio y pesado en Europa, se una para acordar los precios de venta «en lugar de hacerse la competencia»”.

Seguir leyendo

Estándar
ética, innovación, riesgos, rsc, sostenibilidad

Innovemos responsablemente.

innovación-responsable

Los últimos avances tecnológicos e inventos innovadores no son siempre bienvenidos por todo el mundo, ni están libres de levantar suspicacias en grandes sectores de la sociedad.

nnovaciones como la impresión 3D, los drones, la realidad virtual, la nanotecnología, los coches que se conducen solos, o aplicaciones como Uber o Airbnb por poner algunos ejemplos, están cambiando o cambiarán en un futuro próximo los paradigmas de cómo la sociedad se comporta, se relaciona, trabaja, consume o se divierte.

Pero esas innovaciones traen consigo en muchas ocasiones dilemas de distinta índole en diversos ámbitos como pueden ser la privacidad, sostenibilidad, seguridad, o la confiabilidad.

Otro ámbito que siempre suele resentirse es el del mercado de trabajo. Todas las innovaciones en general van de la mano de cambios en parte del mercado laboral, en el que en el mejor de los casos se produce una transformación o reconversión de puestos de trabajo y en el peor un balance negativo al destruirse más trabajo del que se crea (lo más habitual).

Las innovaciones y avances tecnológicos suelen hacer valer para muchos aquella máxima de “renovarse o morir”.

Así mismo innovaciones como en su día fue la energía nuclear, independientemente de sus ventajas, crean dilemas relacionados con riesgos bastante extremos en el caso de que se lleguen a materializar.

Podemos decir que vivimos en una “sociedad del riesgo”. El sociólogo Ulrick Beck se refirió a ella como “una manera sistemática de gestionar los peligros e inseguridades inducidos e introducidos por la propia modernización”, enfatizando los riesgos de las nuevas tecnologías en contraposición a sus beneficios.

Seguir leyendo

Estándar
cambio climático, innovación, materialidad, rsc, sostenibilidad, transparencia

¿Cómo podemos calcular el despilfarro de alimentos?

sirviendo-comida

El objetivo nº 2 de los Objetivos del Desarrollo Sostenible para el 2030 propone “poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible”.

Aunque la proporción de personas desnutridas disminuyó casi a la mitad en las últimas décadas y se ha avanzado muchísimo en la erradicación del hambre extrema todavía se estima que 795 millones de personas sufrían de desnutrición crónica en 2014, principalmente en el continente africano.

Mientras, en los países desarrollados no sólo podemos decir que no existe hambre extrema sino que se despilfarran alimentos en toda la cadena que va desde su cosecha hasta el propio consumidor final, lo cual supone a nivel mundial que se pierda o desperdicie cada año comida por valor de 750 mil millones de dólares.

Esa comida se desaprovecha o se pierde en los diferentes procesos de la cadena de valor como son la producción, manipulación y almacenamiento, procesado, distribución y venta, y finalmente en el consumo. Pero, como podemos ver en el siguiente gráfico, los porcentajes de comida perdida en cada una de esas etapas no son iguales en todo el planeta sino que varían muy significativamente según la situación geográfica.

desperdicio-alimentario-según-geografía

Fuente: “What’s Food Loss and Waste Got to Do with Sustainable Development? A Lot, Actually” de Brian Lipinski.

Seguir leyendo

Estándar