ética, confianza, rsc, sostenibilidad, transparencia

Empresas, trabajadores y valores.

Photo by Helloquence on Unsplash

La no concordancia entre los valores requeridos por las empresas y los que los trabajadores ofrecen es una fuente de ineficiencias y problemas tanto internos como externos para las empresas.

Algunos expertos dicen que nuestra sociedad está inmersa en una crisis de valores. Una crisis de valores que no significa forzosamente que éstos hayan desaparecido sino que se han transformado y mutado en otros con los consiguientes cambios en cómo nos relacionamos las personas y por ende la sociedad.

Se ha pasado de unos valores más bien tradicionales a otros a los que nos ha arrastrado la sociedad actual, basados sobretodo en el individualismo, el hedonismo y el consumismo.

Lamentablemente, a otro nivel las empresas no se quedan al margen de esa crisis y parece que sus valores no están en consonancia con los que piden a sus trabajadores, ni con lo que los potenciales trabajadores que aspiran a integrarse en sus plantillas pueden ofrecer, ni con lo que éstos últimos querrían ver dentro de las empresas en las que entran a trabajar.

Hasta no hace mucho pensaba que lo anterior era meramente una especie de sensación personal, fruto de pensamientos y de comentarlo con otras personas, pero la lectura de un informe publicado recientemente con una búsqueda básica en internet ha servido para que pase de ser una sensación a una realidad.

 

¿Las empresas son de Marte y los trabajadores de Venus?

En el resumen ejecutivo del “1er Informe sobre valores en la empresa” publicado por Randstad, se puede constatar que existen gaps a la hora de cómo contemplan los valores las empresas y los trabajadores.

Según el informe, sobre los valores de la empresa se sustentan la visión de la empresa al respecto de su papel en el mundo, sus elementos distintivos y su cultura de empresa.

Sirven para dar forma y son la esencia de su identidad como corporación e influyen en la toma de decisiones dentro de la organización, sirviendo de guías.

Asimismo, determinan una relación especial de la empresa con sus clientes y proveedores, y cada vez más las empresas explicitan sus valores, cuando entienden que pueden constituir una ventaja competitiva para atraer y fidelizar a sus clientes.

Para las empresas, los valores que más buscados en los trabajadores son: compromiso (el 83% de las empresas lo incluyen entre los más importantes para ellas), responsabilidad (68%), iniciativa (53%) y honestidad, ética e integridad (51%).

Mientras, según las opiniones de los encuestados, los trabajadores ofrecen: responsabilidad (65%), compromiso (63%) superación (45%) y honestidad (44%).

El informe destaca que existe un notable desajuste en tres parámetros esenciales: los valores que buscan las empresas en sus profesionales, los que consideran que tienen sus trabajadores actuales y aquéllos con los que se autodefinen los profesionales.

Como principales motivos para esas grandes diferencias se cita que los requerimientos de valores van cambiando con el tiempo, que las empresas históricamente no han tenido en cuenta estos criterios a la hora de contratar a sus trabajadores y a que no siempre se descubren los valores de los profesionales ni en una entrevista de trabajo ni en los procesos actuales de selección.

 

Nota: Artículo inicialmente publicado en Compromiso Empresarial. Para seguir leyendo clique aquí.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.