cambio climático, innovación, isr, reputación, riesgos, rsc, sostenibilidad, transparencia

Las aseguradoras se comprometen con la descarbonización

Foto de Vlad Deep en Unsplash

La adhesión de Mapfre a la Alianza de Seguros para las Emisiones Netas Cero eleva la exigencia de sostenibilidad de la compañía con el fin de lograr cero emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el año 2050 y contribuir a limitar el aumento de temperatura global del planeta a 1,5oC sobre niveles preindustriales para 2100.

En la actualidad, el sector de los seguros se encuentra, a nivel mundial, en una posición única en lo que respecta al riesgo climático, ya que las aseguradoras están expuestas doblemente: sus inversiones se enfrentan al riesgo climático en los activos de sus balances y, a la vez, se enfrentan al riesgo de suscripción, en particular en la línea de propiedad y de accidentes, por el lado de la responsabilidad.

Así, como gestores de riesgos, el sector de los seguros tiene un papel trascendente en la transición hacia una economía global neta cero. Debido a la importancia de ese rol se creó, durante la cumbre del G20 realizada el año pasado en Venecia, la Alianza de Seguros para las Emisiones Netas Cero (NZIA por sus siglas en inglés) con el fin de realizar la transición de las carteras de suscripción de seguros y reaseguros a emisiones netas de GEI.

En menos de un año, la NZIA ha reunido a veinticinco de las mayores y más importantes aseguradoras mundiales que representan más del 11% del volumen mundial de primas y más de 7 trillones de dólares en activos gestionados. 

La iniciativa apoya los trabajos de descarbonización de carteras de seguros de las empresas que la forman, establece individualmente objetivos intermedios con base científica e informa anualmente de los progresos realizados. La Alianza también defiende y participa en las políticas gubernamentales para lograr una transición de los sectores económicos hacia la economía neta cero que esté basada en la ciencia y sea socialmente justa.

Entre las iniciativas de colaboración más importantes de la NZIA se encuentra la realizada con la Asociación para la Contabilidad del Carbono (PCAF por sus siglas en inglés) en el desarrollo de la primera norma mundial para medir y divulgar las emisiones atribuibles a las carteras de seguros, cuyo lanzamiento está previsto para finales de este año.

Líneas de trabajo y compromisos de las aseguradoras adheridas a la NZIA

Con el fin de desarrollar las herramientas y orientaciones necesarias para aplicar los compromisos asumidos por sus miembros, la NZIA ha puesto en marcha seis líneas de trabajo bajo la dirección de la Secretaría de la Iniciativa de Principios para la Sostenibilidad de los Seguros (PSI) y los grupos de trabajo formados por representantes de los miembros de la NZIA con experiencia en las áreas pertinentes.

Esas seis líneas de trabajo están dirigidas al establecimiento de métricas y objetivos, al aumento de la sensibilización sobre el seguro neto cero y el compromiso con las distintas partes interesadas, al desarrollo de un libro blanco que articule lo que significa el neto cero en el contexto de la cartera de suscripción de seguros y reaseguros, a la comprensión de los enfoques que las aseguradoras pueden adoptar para contribuir a una economía neta cero, al cumplimiento de la legislación antimonopolio/de competencia, y al desarrollo y aplicación del programa de comunicación global de la NZIA.

Las aseguradoras que desean formar parte de la alianza deben firmar un documento de adhesión por parte de su máximo representante por el que se comprometen a realizar la transición de todas las emisiones de GEI operativas y atribuibles a sus carteras de seguros y reaseguros a emisiones netas cero para 2050, y establecer, en la medida en que lo permitan las leyes y reglamentos aplicables, sus objetivos intermedios de base científica cada cinco años, en consonancia con el artículo 4.9 del Acuerdo de París.

El apoyo en la aplicación de los marcos de divulgación empresarial pertinentes para la transición a neto cero, como las recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre Divulgación Financiera Relacionada con el Clima (TCFD) o de los marcos políticos mundiales pertinentes como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas y el Marco Mundial para la Biodiversidad, también son parte de los diversos compromisos de las aseguradoras que firman el documento.

En un futuro, el espectro de miembros de la NZIA también se ampliará para incluir a otros participantes del mercado, como los corredores o las asociaciones de seguros.

Los Principios para la Sostenibilidad de los Seguros como aval de la NZIA

La NZIA está impulsada por los Principios para la Sostenibilidad de los Seguros (PSI) del Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), siendo esta iniciativa la mayor colaboración entre la ONU y el sector asegurador mundial. 

La visión de la Iniciativa PSI es la de un mundo consciente del riesgo, en el que se confía en el sector de los seguros para el desempeño de su importante papel para hacer posible una sociedad sana, segura, resistente y sostenible.

De esta manera, la iniciativa pretende comprender mejor, prevenir y reducir los riesgos medioambientales, sociales y de gobernanza, y gestionar mejor las oportunidades para ofrecer una protección de riesgos fiable y de calidad

Lanzados en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de 2012, los PSI sirven de marco mundial para que el sector de los seguros aborde los riesgos y las oportunidades medioambientales, sociales y de gobernanza.

Los cuatro principios a los que se comprometen los firmantes de los PSI son:

  • Integración en la toma de decisiones las cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza relevantes para la actividad aseguradora.
  • Trabajo junto con clientes y socios comerciales para concienciar sobre los problemas medioambientales, sociales y de gobernanza, gestionar el riesgo y desarrollar soluciones.
  • Trabajo con los gobiernos, los reguladores y otras partes interesadas clave para promover una acción generalizada en toda la sociedad sobre cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza.
  • Demostración de la responsabilidad y transparencia al divulgar públicamente con regularidad los  avances en la aplicación de los Principios.

Más de 200 organizaciones de todo el mundo han adoptado ya los PSI, entre las que se encuentran aseguradoras que representan más del 25% del volumen mundial de primas y 14 billones de dólares en activos gestionados. Además, los principios forman parte de los criterios del sector de los seguros de los índices de sostenibilidad Dow Jones y FTSE4Good.

Mapfre entra a formar parte de la NZIA para lograr emisiones cero

Como parte del firme compromiso de la compañía con la sostenibilidad, el pasado mes de abril Mapfre se adhirió a la NZIA con el objetivo de lograr la neutralidad de emisiones de GEI para 2050 en sus carteras de suscripción de seguros y reaseguros.

Ese ambicioso objetivo conlleva la reducción al máximo de la emisión de GEI, así como la eliminación de las emisiones residuales que no se hayan podido reducir mediante proyectos de compensación.

Para lograrlo, la compañía deberá establecer criterios de suscripción donde pueda tener un impacto significativo en términos de emisiones, así como definir compromisos de descarbonización con los clientes más relevantes, y promover acuerdos, productos y servicios que fomenten la reducción de huella de carbono, entre otros.

Para Antonio Huertas, presidente de Mapfre, “la descarbonización económica es esencial para el planeta” por lo que el compromiso medioambiental de la compañía es “ir elevando la exigencia de sostenibilidad de una manera firme y progresiva, acompañando a la sociedad en una transición justa, y ayudando a nuestros clientes y las personas que dependen de su actividad a converger también en esa dirección”. También subraya que “desde la parte que nos toca, nos preocupamos por mejorar la gestión de nuestra huella ambiental, fomentar la economía circular y apoyar desde la suscripción e inversión la transición hacia una economía cero emisiones de una manera justa, priorizando el bienestar de las personas”.

Entre las metas que Mapfre ha establecido dentro de su Plan de Sostenibilidad 2022-2024 y Plan Corporativo de Huella Ambiental 2021-2030, la aseguradora se ha comprometido neutralizar su huella de carbono en ocho países, y para 2030 el reto es reducir la huella de carbono del Grupo un 50% (respecto a 2019) y neutralizar la huella de carbono restante para el conjunto del Grupo.

El pasado año, fruto de sus esfuerzos en sostenibilidad, Mapfre alcanzó la neutralidad en carbono en España y Portugal y obtuvo la certificación Residuo Cero, que le ha permitido reciclar 351 toneladas de residuos en un año.

Mapfre también aplica criterios ESG (ambientales, sociales y de gobernanza) en las inversiones que realiza, por lo que no invierte en compañías en las que el 20% o más de sus ingresos provengan de energía producida a partir del carbón. Tampoco asegura la construcción de nuevas infraestructuras relacionadas con minas de carbón o centrales térmicas, y ha dejado de suscribir nuevos riesgos relacionados con las arenas de alquitrán y con el petróleo o el gas en el Ártico.

Compensación de emisiones mediante diferentes proyectos

Con el fin de compensar las emisiones que no puede reducir, Mapfre, selecciona diversos proyectos medioambientales y sociales a los que contribuir.

Un ejemplo de esto es la compensación de 15.400 toneladas de CO2 a través del Parque Eólico Oaxaca IV, en México. A través de dicha instalación, que forma parte de uno de los mayores complejos de energía eólica de Latinoamérica, Mapfre ha compensado el 79% de las emisiones de carbono emitidas en España y Portugal en 2021.

Gracias a este complejo eólico se evita la emisión anual de 670.000 toneladas de CO2 a la atmósfera, a la vez que se produce energía para 700.000 hogares mexicanos y se promueven actividades educativas y de apoyo a la comunidad.

La compensación de las emisiones se ha realizado a través de ClimateTrade, marketplace climático basado en la tecnología blockchain, que ha ejecutado la transacción de manera transparente, y ha emitido un certificado de compensación de emisiones de CO2.

Este proyecto de compensación se suma al de “Bosque Mapfre”, creado en 2021, en el que la compañía engloba todas las actuaciones de reforestación, dirigidas a preservar la biodiversidad, el capital natural y crear sumideros de carbono en zonas donde desarrolla su actividad. 

A través de “Bosque Mapfre”, la compañía ha plantado un total de 6.541 árboles en España y Portugal, con los que absorberán 4.000 toneladas de CO2 de la atmósfera, neutralizando así el 21% de sus emisiones en estos dos países.

Nota: este artículo fue previamente publicado en Revista Haz el 6-6-22.

Estándar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.